Leyenda del niño de la pelota

En Aguascalientes, México una pareja de jóvenes trabajaban juntos en un edificio de oficinas. Solían salir tarde, dado que las jornadas eran extensas. Con frecuencia, se quedaban solos en el edificio con la única compañía del guardia de seguridad que se encontraba en la planta baja, mientras ellos yacían en el cuarto de los doce pisos con los que contaba el lugar.

En una ocasión, el trabajo se les acumuló, por lo que estuvieron laborando hasta las 11:30pm. Una vez terminados sus quehaceres se dispusieron a bajar como de costumbre en el ascensor. Marcaron planta baja. Sin embargo, el elevador subió hasta el piso 7, el cual se suponía, se encontraba clausurado desde hace mucho tiempo. Extrañados, se miraron mutuamente. Creyeron que se trataba de un simple error.

Cuando llegaron al cerrado nivel, las puertas se abrieron para mostrar una oscuridad enmudecedora. Presionaban repetidamente el botón para bajar, pero el ascensor no se cerraba. De la nada, el eco de unas risas se escuchaba a lo lejos, las cuales se iban acercando lentamente. Nerviosos, no sabían qué hacer. Una pelota rodó hasta sus pies con huellas de sangre de lo que parecía ser un niño. En ese momento estaban horrorizados.

Leyenda del niño de la pelota

La escena era simplemente aterradora. Mientras examinaban el balón, las risas crecían de tono, por lo que daba la impresión de que se acercaban paulatinamente. Sea lo que fuere que estuviese allí, se dirigía al encuentro de los jóvenes. Cuando aquel sonido estaba a punto de llegar hasta ellos, las puertas se cerraron y bajaron hasta la planta baja.
Completamente asustados, le contaron lo sucedido al guardia de seguridad, quien les relató que ese piso fue clausurado tras la muerte del hijo del dueño de la empresa. El niño siempre jugaba con una pelota en el lugar hasta que en una ocasión, el balón se precipito por la ventana. El infante, pensando que podría alcanzarlo, se lanzó a su rescate cayendo también por la ventana. Desde ese día, el patrón cerró el piso.

Con frecuencia se escucha el rebote de una pelota acompañada por las risas de lo que parece ser un pequeño. Después de escuchar esa historia, entendieron que habían experimentado un encuentro paranormal con el difunto niño. Ese fue su último día en aquel empleo. Al día siguiente presentaron su renuncia. No querían volver nunca al lugar. Pues el hecho de pensar en tener un segundo encuentro con el espectro del infante, les horrorizaba.

Leyendas relacionadas

La leyenda de la Lola Dolores una joven con una belleza inigualable, amable y mesurada. En el pueblo todos la conocían como “La Lola”; su padre quien quería lo mejor para e...
El convento del mal En alguna escuela tapatía cuentan la historia de tres grandes amigas rebeldes que, cansada la madre superiora de la institución de las travesuras de l...
La mujer de la curva En una conocida avenida de la ciudad de Guadalajara, México son comunes los accidentes de tránsito a altas horas de la noche. Lo llamativo de estos he...
Ayudante de Almas En un pequeño pueblo habitaba un niño el cual tanto los maestros como los niños se les hacía raro pues no le gustaba estar con nadie y decidía mejor q...
El sacerdote de los difuntos El padre Anselmo Martínez, muy conocido por la gente de Tlalnepantla, pues sus últimos años de vida pidió a la congregación el poder vivirlos en Méxic...
Las brujas alimentándose de los niños Hace mucho tiempo atrás se contaban leyendas de brujas que succionaban la sangre de los niños especialmente de los bebes. Estas brujas acababan convir...
Al sonar el timbre Durante una fría noche de abril, azotada por una tremenda tormenta, Fernanda y su padre se encontraban plácidamente viendo las noticias. En ellas rela...
Leyenda de las gemelas En una localidad apartada de la ciudad, una familia vivía felizmente. Papá, mamá y dos gemelas integraban el hogar. Su casa se ubicaba cerca de una tr...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *